Anidando en mi balcón

Si detectas un nido de cualquier especie de ave, lo mejor es esperar a que pase la cría. Nunca tocarlo y mantener la distancia prudencial. Foto: libre web


Muchos os encontráis en esta situación. Vamos a dar las pautas a seguir para un caso estándar de anidación en el balcón, ventana, persiana, tejado...para ambos casos: anidaciones deseadas como indeseadas.

En ambos casos debemos actuar de manera considerada y responsable.

Las palomas, tórtolas o torcaces, y otras aves urbanas, están buscando un lugar seguro y refugiado para anidar. Es lógico que en este entorno urbano, donde cada vez hay más animales obligados a vivir, la interacción entre hombre-aves sea cada vez mayor. Si el nido es de especies protegidas, además de no tocarlo, deberemos avisar a las autoridades mediambientales.

Una vez pasados 3 días tras la puesta, el embrión ya está desarrollándose y lo recomendable es esperar los 18días de incubación a que nazcan los pichones, más el mes de desarrollo, y que se marchen por sí mismos. En total, una vez detectado  el nido nos quedan 2 meses de inquilinas. Lo mejor en ese caso es disfrutarlo y aprender de la experiencia. Las aves nidícolas tardan más en abandonar el nido que las nidífugas, esto debes tenerlo en cuenta.

En todo caso, asustar a los padres causará abandono de nido o pichones, lo cual es condenarlos a muerte. Así que tendremos mucho cuidado con el acceso a la terraza o balcón, pondremos un cartel para recordarle a toda la familia que no se debe molestar. Sino hacemos nada, es suficiente. Los padres saben cómo sacar a su nidada adelante.

En época de buen clima, calor, y cuando los pichones cumplen ya una semana larga, los padres pueden ausentarse a buscar comida sin tener que quedarse en turnos con los pichones. Antes de pensar si los han abandonado (cosa que sólo harán si se les obliga a ello, pues espanta o mata), hay que verificar que no están viniendo a darles de comer y pasar la noche. Si efectivamente están sólos, hay que actuar deprisa pues en 24h estarán débiles y deshidratados.

Pichones torcaz. Foto: foro MALP

Anidaciones deseadas

Si estás encantad@ con tus invitados, te dejamos unos consejos.

Cosas que vienen bien:
  • Ponerles un cacharrito con agua, en el que puedan bañarse y beber (tipo táper), con una pizca de miel y limón para aportarlas vitaminas. 
  • Administrarles minerales para aves, para evitar problemas en las patas de los pichones. Otro cuenco, o similar, servirá.
  • Si las ayudas con la tarea de buscar comida, que puede ser muy dura y agotadora, lo mejor es comprarlas mixtura de tórtolas o alpiste-mixtura colorida para periquitos o canarios.
  • Tener localizado un veterinario especializado en aves, y dónde comprar medicinas y otros productos como desparasitador interno.
Precauciones:
  • Sobre el nido: que no se caiga con las lluvias, ni se moje, y a ser posible que no le de el viento, o se pondrán los pichones enfermos.
  • Si un pichón muere, debemos retirarlo con mucho cuidado. Lo ideal es no tocar el nido, pero si notamos que un pichón está muerto u enfermo, podemos intervenir para sanarlo. Un caso típico son las patas mal formadas, en este caso, o les ponemos sus férulas y mejoramos la alimentación de los pichones, o cuando llegue el momento de marcharse, los padres se irán, pero el pichón no podrá seguirlos y ahí en el nido quedará, o como mucho, se tirará a la calle pues no puedrá caminar.
  • NO tocar el nido salvo que sea imprescindible pues se va a caer o similares riesgos inminentes. 3 metros de distancia suele ser una distancia de seguridad aceptable para las palomas, no deberemos acercarnos más. Si los padres se espantaran, no hay que tocar el nido, hay que esperar pues normalmente vuelven en un rato, cuando se les pasa el susto. Recordar que sino hace frío, si la temperatura es buena, los pichones y los huevos pueden quedar solos en el nido periodos de tiempo cortos, sin que nada malo les ocurra.
  • NO limpiaremos el nido aunque se vaya manchando. Sino queda otra, esperaremos a que ambos padres estén de paseo para hacer una intrusión rapidísima.

Anidaciones indeseadas

En este caso, como hemos indicado, si los huevos están puestos o los pichones nacidos, ya no podremos quitar el nido hasta que se emancipen los pichones.

En cuanto marchen, debemos tomar medidas, si queremos que no vuelvan a anidar en el mismo sitio, como cerrar el acceso al lugar de anidación...etc. Pero siempre revisando que todo está despejado, que no hay huevos ni palomas en dicho lugar, y esperando, sin presionar, a que el lugar esté vacío.

No se puede obligar a nadie a dejar a las aves anidar en su terraza, pero sí se espera un poco de respeto y consideración una vez encontrada esta situación.



Síguenos en Facebook