Asociaciones de antibióticos y su compatibilidad (PRECAUCIONES DE USO)


El uso de antibióticos para tratar afecciones de nuestras emplumadas es vital y muy efectivo. No obstante recuerda que se puede generar resistencia a los mismos si abusamos de ellos sin necesidad por lo que es aconsejable cambiar de principio activo en cada brote de la misma enfermedad.

Además como verás en las siguientes líneas hay antibióticos que no se deben mezclar, y cuando un emplumado tiene un cuadro severo con muchas afecciones debemos tenerlo en cuenta a la hora de planificar su tratamiento.

Después de la prohibición de la adición de antibióticos como promotores del crecimiento ha crecido de manera sustancial el consumo de los mismos como terapéuticos (tal y como ya sucedió en Dinamarca). Cada vez es más frecuente realizar medicaciones de urgencia, ya sea vía pienso o agua.

Además ha aumentado el uso de combinaciones de antibióticos. En estos casos tenemos que tener cuidado y no olvidar las leyes de la farmacopea.

A la hora de hacer combinaciones de dos o más antibióticos hay que considerar dos aspectos: la naturaleza del antibiótico y la ley de Jawetz.




Naturaleza del antibiótico

Estrictamente hablando, un antibiótico es una sustancia secretada por un microorganismo y que tiene la capacidad de afectar a otros microorganismos como bacterias y hongos. De ahí que los antibióticos no sean efectivos en las enfermedades víricas. El término antibiótico en un principio se utilizó para describir solamente las formulaciones antibacterianas derivadas de los organismos vivos, pero en la actualidad está siendo usado también para referirse a los antimicrobianos sintéticos como las quinolonas, sulfamidas…

Los antibióticos no dejan de ser principios activos que pueden tener una naturaleza ácida o básica en su formulación.

En principio, desde un punto de visa teórico dos principios activos tendrán más posibilidad de ser compatibles entre sí cuanto más cercanas sean sus características acido-básicas. Esto nos hace afirmar que las asociaciones de antibióticos funcionarán mejor si mezclamos

– Bases con bases.
– Ácidos con ácidos.

No obstante en la práctica esta tendencia puede variar. Esto es debido a la gran mejora que se ha obtenido actualmente en la formulación de las formas galénicas. La calidad de las mismas hace que antibióticos de naturalezas diferentes que en principio podrían presentar problemas no los acaben presentando.

A pesar de todo es aconsejable tener en cuenta la naturaleza del antibiótico. En este sentido recordaremos los antibióticos según su naturaleza:

Ácidos débiles

  • Amoxicilina (uso: salmonelosis, diarreas e infecciones gastrointestinales). Actúa contra un amplio espectro de microorganismos, tanto Gram positivos como Gram-negativos. BACTERICIDA
  • Ampicilina. (infecciones gastrointestinales). BACTERICIDA.
  • Quinolonas. La mayor parte de las quinolonas usadas en la clínica son del grupo de las fluorquinolonas. BACTERICIDA.
  • Flumequine.(infecciones intestinales). fuera de uso. BACTERIOSTÁTICO.
  • Sulfadimeracina.
  • Sulfadimetoxina.
  • Sulfadiacina. Antibiótico de tipo sulfamida. Las sulfamidas se emplean como antibióticos, antiparasitarios y coccidiostáticos en el tratamiento de enfermedades infecciosas. BACTERIOSTÁTICO.
  • Vitamina C, ácido acetil-salicílico (los añadimos pues, aunque no son antibióticos, se usan a menudo en tratamientos).

Bases débiles

  • Colistina. Es efectivo contra todos los bacilos Gram-negativos y es usado como un antibiótico polipéptido.Existen dos formas de colistina disponibles comercialmente: colistin sulfato y colistimetato sódico
  • Eritromicina. Es el macrólido más utilizado. BACTERIOSTÁTICO
  • Neomicina.
  • Espiramicina. Macrólido. Usado como agente antibacteriano alternativo contra bacterias gram positivas, algunas bacterias gram negativas y otros organismos como Mycoplasma, Chlamydia, Legionella y Toxoplasma gondii. BACTERIOSTÁTICO. (solo en altas concentraciones es bactericida).
  • Macrólidos: Azitromicina (Zithromax, Zitromax, Sumamed, Azitrox, Azitrom), Claritromicina (Biaxin, Fromilid, Klacid, Klabax, Lekoklar, Infex), Diritromicina (Dynabac), Eritromicina, Roxitromicina (Rulid, Surlid, Roxid), Telitromicina, Espiramicina. BACTERIOSTÁTICO – Oxitetraciclina. Grupo tetraciclinas (Una característica común al grupo es su carácter anfotérico, que le permite formar sales tanto con ácidos como con bases, utilizándose usualmente los clorhidratos solubles;  bacteriostáticos a las dosis habituales, aunque resultan bactericidas a altas dosis, generalmente tóxicas). El nombre comercial más conocido es Terramicina® (Laboratorio Pfizer). En la jerga apícola es conocido como Oxi. Posee actividad frente a bacterias Gram positivas y Gram negativas, incluyendo algunas especies de micoplasmas y rickettsias.
  • Bromhexina. Es un agente mucolítico utilizado en el tratamiento de trastornos respiratorios asociados con mucosidad viscosa o excesiva.
  • Tiamulina. Un antibiótico semisintético, con un espectro de acción completo, que posee una eficacia notable contra micoplasmas y por lo tanto, es una alternativa confiable en el control y tratamiento de varios de los problemas infecciosos respiratorios, digestivos y sistémicos de las aves. BACTERIOSTÁTICO.

Ley de Jawetz

Los antibióticos se pueden clasificar de diferentes maneras, una de las maneras de clasificarlos es su mecanismo de acción. En este sentido podemos hablar de bacteriostáticos y bactericidas.


Bacteriostáticos: Son aquellos antibióticos que actúan sobre la síntesis proteica (tanto 30s como 50s) a excepción de los aminoglucósidos. Es decir un antibiótico bacteriostático detendrá el crecimiento de la bacteria impidiendo que se pueda multiplicar. Entre los bacteriostáticose ncontramos:


  • Diaminopirimidinas (trimetoprim). Se administra por vía oral solo o acompañada de sulfametoxazol. Junto con las sulfamidas, la trimetoprima produce un bloqueo secuencial de la cadena metabólica, de modo que ambos medicamentos son sinérgicos cuando actúan en conjunto.
  • Sulfamidas.(sustancia química sintética derivada de la sulfonamida, bacteriostática y de amplio espectro. Las sulfamidas se emplean como antibióticos, antiparasitarios y coccidiostáticos en el tratamiento de enfermedades infecciosas....como el sulfanitrato, el sulfapirazol y la sulfaquinoxalina, rolitetraciclina, doxiciclina. Actúan fundamentalmente como bacteriostáticos a las dosis habituales, aunque resultan bactericidas a altas dosis, generalmente tóxicas). Todas las sulfamidas tienen reacciones curzadas alérgicas entre ellas mismas y sus derivados, como los diuréticos inhibidores de la anhidrasa carbónica, tiazidas, furosemida, y otros agentes, cumarínicos.
  • Sulfonas.
  • Macrólidos (eritromicina, espiramicina, tilosina).
  • Sinergistinas (virginamicina).
  • Lincosamidas (lincomicina,  clase de antibióticos que se unen a la porción 23s de la subunidad 50S del ribosoma bacteriano inhibiendo la replicación temprana de la cadena peptídica a través de la inhibición de la reacción de la transpeptidasa. Tienen una acción similar a los macrólidos. La lincomicina está actualmente en desuso tras el descubrimiento de la clindamicina, con mucha mayor actividad antibacteriana (especialmente frente a estafilococos, estreptococos y Bacteroides fragilis) y frente a protozoos).
  • Pleuromutilinas (inhiben la síntesis de las proteínas bacterianas).
  • Tetraciclinas (amplio espectro en su actividad antimicrobiana. Químicamente son derivados de la naftacenocarboxamida policíclica, núcleo tetracíclico, de donde deriva el nombre del grupo clortetraciclina y la demetilclortetraciclina, oxitetraciclina, y la tetraciclina.

Bactericidas: Son los actúan sobre la pared bacteriana. Su mecanismo se debe a que “destruyen” a la bacteria en cuestión. Entre los bactericidas podemos distinguir a dos grupos, aquellos que actúan sobre los gérmenes en multiplicación (es decir activos) y los que lo hacen sobre los gérmenes en reposo y multiplicación (tanto los activos como los inactivos).

– Bactericidas activos sobre gérmenes en multiplicación: Beta lactámicos (penicilina, amoxicilina, ampicilina)
– Bactericidas activos sobre gérmenes en reposo y en multiplicación.

• Polipeptídicos (colistina: es efectivo contra todos los bacilos Gram-negativos). Son tóxicos, por lo que no son adecuados para la administración sistémica pero pueden ser administrados tópicamnente en la piel. Pero pueden ser aplicados en el ojo externamente o en aerosoles , por inhalación; raramente se usa por vía parenteral. Incluyen actinomicina, bacitracina, colistina, polimixina B.
•Aminoglucósidos (dihidroestreptomicina, neomicina, kanamicina, gentamicina). Tienen actividad especialmente en contra de bacterias Gram negativas y aeróbicas y actúan sinergísticamente en contra de organismos Gram positivos. La gentamicina es la más usada de los aminoglucósidos, sin embargo, la amikacina tiende a ser especialmente efectiva en contra de organismos resistentes. También, pero solo para uso local la neomicina y la framicetina. Son, junto con los antibióticos betalactámicos.
• Aminociclitol.
• Quinolonas

Teniendo en cuenta esta clasificación Jawetz demostró que cuando se mezclan antibióticos puede producirse:


1. Indiferencia, cuando el efecto resultante es sumatorio de la acción de los dos. Esto se da en la mezcla de los dos tipos de bactericidas (activos sobre gérmenes en multiplicación y activos sobre gérmenes en reposo y multiplicación) y también cuando la mezcla es de bacteriostáticos y bactericidas activos sobre gérmenes en reposo y multiplicación.

2. Efecto aditivo o de sinergia, cuando la mezcla produce un efecto multiplicador (es decir muy superior a la suma de los efectos por separado). Además de darse en los mismos casos que el apartado anterior, se da cuando mezclamos bacteriostáticos entre si.

3. Antagonismo, cuando, tras la mezcla, queda inhibida la acción de los dos antibióticos no obteniendo entonces resultado alguno. Se da al mezclar los bacteriostáticos con bactericidas activos sobre gérmenes en multiplicación.





Ejemplos de marcas comerciales y sus principios activos.

 Ácidos débiles


– Amoxicilina. (bactericida)



– Ampicilina (bactericida)



– Sulfadimetoxina. (bacteristático)



– Sulfadiacina. (bacterioestático)





Bases débiles

– Colistina.(bactericida)




– Neomicina. (bactericida)



– Espiramicina.(macrólido, bacteriostático)



– Macrólidos:  tilosina (bacteriostático)

– Oxitetraciclina. (bacteriostático)



– Bromhexina.